Bajo Sospecha, el nuevo referente