A «Chef» se le pasa el arroz