El Gran Showman: farándula superficial