Juego de Tronos, Woody Allen y el doblaje