NOSOPRANO

NOSOPRANO

Revista de crítica audiovisual, review de cine, series y libros

Un andaluz y un bilbaíno

Mi pelea contra el doblaje viene de muy lejos. No sé si será por influencia de mis profesores, que siempre han defendido la versión original, o por mi propia cabezonería,…

Mi pelea contra el doblaje viene de muy lejos. No sé si será por influencia de mis profesores, que siempre han defendido la versión original, o por mi propia cabezonería, pero recuerdo que desde antaño me he enzarzado en más de una discusión con firmes defensores del doblaje —algunos de los cuáles son ahora actores y actrices de doblaje, de hecho—.

No hay comentarios en Un andaluz y un bilbaíno

La maldita hora que vi Crepúsculo

Ha ocurrido. Sabía que en algún momento iba a suceder, y ya ha pasado. He visto Crepúsculo, la saga. Confesaré que lo que ha motivado este suceso ha sido más…

Ha ocurrido. Sabía que en algún momento iba a suceder, y ya ha pasado. He visto Crepúsculo, la saga. Confesaré que lo que ha motivado este suceso ha sido más que nada el afán de poder criticarla con denuedo y sin remilgos, y a ello voy. No obstante, debo decir que lo que más me ha indignado de la saga no es la ñoñería insoportable del melodrama. Al fin y al cabo es un romance al estilo Romeo y Julieta y para criticar eso habría que criticar todo el género. Las películas, en ese sentido, no engañan a nadie: son lo que son. Lo que realmente me ha molestado hasta la irritación y el sarpullido ha sido la tergiversación de los mitos en torno al vampiro y al hombre lobo.

2 comentarios en La maldita hora que vi Crepúsculo

¿Para qué queremos unos Goya?

Bueno, ya que parece haber pasado la ola de críticas y vítores hacia la ceremonia de entrega de los Goya me siento con libertad como para desfogarme a fondo con…

Bueno, ya que parece haber pasado la ola de críticas y vítores hacia la ceremonia de entrega de los Goya me siento con libertad como para desfogarme a fondo con el temita. De entrada, debo decir que me parece muy mal. Pero que muy mal. Y no me refiero a que se utilice la tribuna de los Goya para hacer manifestaciones políticas —con más o menos acierto, con mayor o menor necesidad, la verdad es que cualquiera puede expresar lo que le dé la gana, aunque quede cateto—. No. Mi repulsa es a los premios en sí. ¿Para qué queremos unos Goya?

2 comentarios en ¿Para qué queremos unos Goya?

En los Oscars hay gato encerrado

La otra noche soñé que cenaba con un reconocido productor italiano de cine nada menos que en el restaurante El Alquimista (@ELALQUIMISTA3). La charla se dirimía entre asuntos cinéfilos y,…

La otra noche soñé que cenaba con un reconocido productor italiano de cine nada menos que en el restaurante El Alquimista (@ELALQUIMISTA3). La charla se dirimía entre asuntos cinéfilos y, como es natural en estas fechas, desembocaba en la entrega de los Óscar, que se celebra este domingo. Recuerdo que la discusión soñada versaba en parte sobre la idoneidad de los premios y la manera más ecuánime de seleccionar al merecedor o merecedora de la preciada estatuilla. Normalmente soy bastante escéptico con estos temas. Siempre he pensado que hay muchos intereses económicos y publicitarios detrás de la elección final como para que sea realmente fruto de una democrática valoración secreta de los académicos. No obstante, después de ochenta y pico años celebrándose en la probablemente industria cinematográfica más antigua del mundo, pues quién sabe, lo mismo hasta es verdad, oye.

No hay comentarios en En los Oscars hay gato encerrado

Los zombies son un truño

No soporto a los zombies. Me matan de aburrimiento. Son, en mi opinión, el peor villano que han podido inventarse. He discutido largo y tendido con mi amigo Diego Matos…

No soporto a los zombies. Me matan de aburrimiento. Son, en mi opinión, el peor villano que han podido inventarse. He discutido largo y tendido con mi amigo Diego Matos (@diegomatosag) —a la sazón autor del libro The Walking Dead: caminando entre muertos, sobre este particular, y sigo convencido de que los zombies son un auténtico truño.

No hay comentarios en Los zombies son un truño

El calzoncillo de la suerte

Tengo un amigo, a quien no citaré para no dañar aun más su nombre, que un día nos hizo una terrible confesión. Solía practicar rugby —ese deporte de animales jugado…

Tengo un amigo, a quien no citaré para no dañar aun más su nombre, que un día nos hizo una terrible confesión. Solía practicar rugby —ese deporte de animales jugado por caballeros— y nos explicó que siempre antes de cada partido seguía un particular ritual. Como un caballero andante se preparaba para la batalla se calzaba sus zapatillas con tacos, sus calzas de guerrero, se enfundaba su camiseta y se ajustaba el calzoncillo de la suerte en el que depositaba toda su fe. Mientras duraba su ritual de preparación, mi amigo se ponía en su walkman una melodía heróica de fondo a modo de himno… el Lo echamos a suertes, de Ella Baila Sola. Después nos explicó que la razón de semejante ñoñez para el rugby fue que en cierta ocasión lo hizo por casualidad y jugaron el mejor partido de la liga, por lo que adoptó el ritual para ver si podía repetir la hazaña.

No hay comentarios en El calzoncillo de la suerte

Jessica Lange y la masa madre

La semana pasada asistí al final de la segunda temporada de American Horror Story, subtitulada Asylum por algún experto en márketing. En general ha sido un final correcto, han cerrado…

La semana pasada asistí al final de la segunda temporada de American Horror Story, subtitulada Asylum por algún experto en márketing. En general ha sido un final correcto, han cerrado las tramas abiertas y han cumplido lo que prometían… ahora bien, podía haber estado mejor. A De Mille se le atribuye eso de:

Las películas deben comenzar con un terremoto e ir creciendo en acción.

No hay comentarios en Jessica Lange y la masa madre

¿Cómo se critica un musical?

Una de las cosas buenas de tener amistades en el mundo de la hostelería es que de vez en cuando te invitan a degustaciones y pruebas a las que de…

Una de las cosas buenas de tener amistades en el mundo de la hostelería es que de vez en cuando te invitan a degustaciones y pruebas a las que de ordinario no podrías asistir. La más curiosa de todas las degustaciones es la cata de vinos. Se trata de un ritual que todos los invitados —tú incluido— siguen a menudo sin saber. Después de ir a alguno, he aprendido que tengo que levantar la copa, mirarla al trasluz, sorber un poco de vino… y luego escupir. No tengo ni idea de la finalidad última de cada una de esas florituras, pero las sigo a rajatabla —menos lo de escupir el vino, faltaba más—. Ahora bien, hay una norma que sí sé: no se cata igual un vino que un aceite que una cerveza, y por supuesto no se valoran en los mismos términos.

No hay comentarios en ¿Cómo se critica un musical?

Los desnudos y el vinagre

Los desnudos distraen. Me he dado cuenta después de ver mil películas y series. No sé por qué, pero distraen. Y no solo eso. Después de hablarlo con amigos y…

Los desnudos distraen. Me he dado cuenta después de ver mil películas y series. No sé por qué, pero distraen. Y no solo eso. Después de hablarlo con amigos y amigas he llegado a la conclusión de que, incluso, gustan. A todos y a todas. De hecho, creo que son las escenas con más fans del cine y la televisión.

No hay comentarios en Los desnudos y el vinagre

El —correcto— despelote

Personal decálogo audiovisual #1 El desnudo aporta tensión dramática. Un desnudo en escena es como una pistola, una tarántula o un bebé: tiene carga dramática por sí solo. #2 El…

Personal decálogo audiovisual

#1 El desnudo aporta tensión dramática.

Un desnudo en escena es como una pistola, una tarántula o un bebé: tiene carga dramática por sí solo.

#2 El desnudo en cine suele ser erótico.

En un libro de medicina no lo es; en un documental sobre el Holocausto tampoco, pero en cine suele serlo. Es importante tenerlo en cuenta.

#3 A veces el desnudo pretende transmitir la idea de fragilidad o indefensión, pero la fuerza erótica es más potente.

Si se persigue lo primero, hay que ser muy sutil con lo segundo.

#4 Honra el desnudo.

Si la escena tiene tensión sexual, el desnudo estará justificado y será necesario.

#5 No apliques el desnudo en vano.

Si no hay tensión sexual en una escena, el desnudo probablemente esté enturbiando y sobre.

#6 No distraigas al espectador con tetas.

La más brutal y sentida expresión corporal o facial del mejor de los actores pasará completamente desapercibida si hay una teta en el mismo plano. Piensa bien si el desnudo, aun justificado, debe o no estar ahí.

#7 Adapta el desnudo a la escena, no adaptes la escena al desnudo.

No transgredas toda la verosimilitud del relato solo por meter una tensión sexual suficiente para justificar el desnudo. En los vestuarios femeninos normalmente las cheerleaders no se enjabonan unas a otras después del partido.

#8 Una actriz sexy no es justificación dramática suficiente para meter escenas eróticas inverosímiles sea como sea.

En la Edad Media, en pleno bosque en invierno, a ninguna aldeana se le ocurría darse un baño desnuda en el riachuelo, por muy Elsa Pataky que fuera.

#9 No insultes mi inteligencia

Un desnudo bien puesto es elegante, avanza la historia y aporta tensión. Un desnudo mal puesto es chabacano, hortera y denigrante, además de un insulto al espectador.

#10 No solo de desnudos vive el hombre.

El erotismo es mucho más que un desnudo. El desnudo es solo el recurso más fácil.

No hay comentarios en El —correcto— despelote

El imperio del paseo marítimo

Las buenas críticas que he leído por las redes sociales me han animado a empezar a ver Boardwalk Empire, la serie de HBO producida por Scorsese. La trama se desarrolla…

Las buenas críticas que he leído por las redes sociales me han animado a empezar a ver Boardwalk Empire, la serie de HBO producida por Scorsese. La trama se desarrolla en Atlantic City durante la Ley Seca, y está protagonizada por los gánsters y políticos corruptos de la época —está basada en personajes reales—. Los críticos han valorado mucho su puesta en escena y ambientación realista.

image

2 comentarios en El imperio del paseo marítimo

Ay, Dexter Morgan

Ay, Dexter Morgan. ¿Qué ha pasado? Con lo bien que dejaste aquella cuarta temporada en la bañera… ¿Por qué te has ido? Te sigo desde el piloto. Desde el principio….

Ay, Dexter Morgan. ¿Qué ha pasado? Con lo bien que dejaste aquella cuarta temporada en la bañera… ¿Por qué te has ido? Te sigo desde el piloto. Desde el principio. Y me maravillaste. Pensé que eras el vampiro moderno, mitad monstruo mitad persona.

No hay comentarios en Ay, Dexter Morgan

En un agujero en el suelo…

He visto el Hobbit. Recuerdo que me leí el libro hace muchos muchos años, en mi tierna infancia. Así que prácticamente no recordaba gran cosa del argumento ni de los…

He visto el Hobbit. Recuerdo que me leí el libro hace muchos muchos años, en mi tierna infancia. Así que prácticamente no recordaba gran cosa del argumento ni de los personajes. No importa. Mejor. Personalmente no creo en las adaptaciones. Me suena mal. «Adaptar» es manipular una obra para que se adecue a una determinada circunstancia —por ejemplo, doblar una película al español es «adaptar» la obra a su emisión para públicos españoles—. O sea, una sola obra adaptada. Hacer una película de un libro no es eso.

No hay comentarios en En un agujero en el suelo…

You might also like...

Lo que no te mata te hace más fuerte: la acción sin trasfondo

Infiltrado en el KKKlan: o blanco o negro

Type on the field below and hit Enter/Return to search