Me fío muy poco de American Horrror Story. Lo confieso. Veo los trailers y los teasers que han ido sacando y no puedo sino levantar una ceja.

Experiencias pasadas me han demostrado que no se puede uno fiar de los avances. Recuerden los trailers de la pasada temporada. Eran sublimes; tanto que, de hecho, la temporada me disgustó enormemente. Me sentí estafado, en cierta manera. Supongo que por eso ando a la defensiva. ¿Me harán lo mismo? Miren un ejemplo de teaser:

Impresionante, ¿verdad? Los amantes del terror estarán de acuerdo conmigo. Es un avance inquietante. Bueno, pues no se esperen ver esta escena en ningún momento de la serie.

Ya, ya… Me dirán que no es indispensable. Que la finalidad de un teaser de estos no es adelantar nada de la serie, sino empezar a generar expectación; que no se puede valorar la temporada que está por venir solo por sus anuncios. Bueno. Es discutible. Existe lo que se ha dado en llamar publicidad engañosa. ¿Sería este un caso? ¿Prometer una tensión y un terror que luego queda insatisfecho puede considerarse publicidad engañosa? Probablemente no. No, al menos, en la medida en que las promesas se fundamentan en emociones del espectador. En cualquier caso hasta que no veamos cómo se desarrolla no sabremos.

American es una serie que tiene sus particularidades. El mismo hecho de ponerle un apellido a cada nueva temporada y de hacerla autoconclusiva la hace diferente. Los personajes cambian —no así los intérpretes—, las historias cambian… Parece que la finalidad de la ficción es recorrer, temporada a temporada, los lugares y las historias sobrenaturales y terroríficas del floklore estadounidense. Ahora tocan los juicios a las brujas de Salem y la trama de la brujería.

Así, de entrada, puede parecer un tema interesante. De hecho, casi se podría decir que es un tema bastante recurrente. ¿Harán un planteamiento innovador? La primera temporada transcurría en una casa encantada, y la inmediatamente anterior se desarrollaba en un psiquiátrico. Claro que, por si los lugares de por sí no fueran suficientemente terroríficos, los realizadores se empeñaron en hacer un buen potaje de clichés e historias mil veces contadas. Recuerden la pasada season: por si no había suficiente con la trama del psiquiátrico decidieron meterle la historia de la monja poseída, el científico loco, los experimentos nazis, extraterrestres y un serial killer. Al final: un aburrimiento soso y predecible. ¿Ocurrirá lo mismo con el Coven?

Por lo pronto han anunciado novedades en el reparto. Al aquelarre de las habituales Jessica Lange, Frances Conroy o Sarah Paulson se unen Angela Bassett o la oscarizada Kathy Bates. ¿Tendremos sorpresa? Ojalá pudiéramos fiarnos de los trailers.