Todos lo saben: localismo universal