El escritor Enrique Vila-Matas recibió el sábado el Premio Formentor de las Letras 2014 en reconocimiento al conjunto literario de su obra. Marta Buadas entregó el premio junto a Simón Pedro Barceló, representando a las dos familias patrocinadoras del galardón.

En su discurso de agradecimiento, Enrique Vila-Matas se recordó a sí mismo 50 años antes en el mismo hotel, para luego reflexionar sobre literatura y vida en un relato que le llevó por sus referentes literarios. «Yo me acerco a lo literario desde la conciencia de que el mundo no es narrable pero, eso sí, no dejo nunca de relatar. No deseo abandonar la escritura sino todo lo contrario».

Foto de Kiko Sampol

Fotos de Kiko Sampol

Quizás, uno de los mensajes de Vila-Matas que más valoramos en NOSOPRANO, críticos como somos de la literatura de fácil deglución o ‘fast book’, best sellers incluidos, es el que afirma que «si escribir no me resulta difícil, me muero de aburrimiento. No lo haré pues para burlar el tedio, pero también porque, a decir verdad, no estoy seguro de nada. O de casi nada. Confío en lo que narro. Pero tengo una absoluta desconfianza en mi lugar en el mundo».

Durante los años 60, Formentor fue una referencia para la vanguardia de la edición europea y uno de los foros literarios más importantes y famosos. Durante varios años, se reunieron a los máximos exponentes de la literatura de la época en tertulias, encuentros y debates recreando una atmósfera singular que atrajo la mirada y la atención de algunos de los nombres propios sin los que hoy no se podría entender la historia de la cultura. Entre los anteriores galardonados se encuentran, entre otros, Samuel Beckett, Jorge Luis Borges, Juan García Hortelano, Jorge Semprún, Saul Bellow y Witold Gombrovicz.

[Tweet “Formentor fue referencia para la vanguardia editorial y uno de los foros más importantes”]

El Premio Formentor, que ha sido concedido a Vila-Matas y que está dotado con 50.000€, se recuperó en 2011 con motivo de su cincuenta aniversario y en sus tres últimas ediciones lo han recibido Javier Marías (2013), Juan Goytisolo (2012) y Carlos Fuentes (2011).  El jurado de los Premios Formentor ha reconocido por unanimidad los méritos de la obra Enrique Vila-Matas subrayando «la elegancia literaria con que Vila-Matas ha renovado los horizontes de la novela, dándole un ímpetu creativo que la ha situado de nuevo como gran crisol de las influencias, las voces e inspiraciones de nuestra cultura».

Otro de los méritos del autor que los miembros del jurado han destacado es «el modo en que ha sabido abordar asuntos conflictivos y angustiosos de nuestro tiempo con una destreza literaria que ha hecho del ingenio, el humor y el espíritu lúdico un reconfortante punto de vista. Un estilo narrativo pero también una certeza filosófica que restaura la soberanía del individuo como eje moral de una existencia destinada a la plenitud, la inteligencia y el desenfado».

Enrique Vila-Matas nació en Barcelona en 1948. De su obra narrativa destacan Historia abreviada de la literatura portátil, Suicidios ejemplares, Chet Baker piensa en su arte o Aire de Dylan. Traducido a 32 idiomas, ha obtenido un amplio reconocimiento internacional y ha recibido, entre muchísimos otros, el Premio Nacional de la Crítica, el de la Real Academia Española o el Ciutat de Barcelona. Es chevalier de la Legión de Honor francesa, pertenece a la Orden de Caballeros del Finnegans, y es rector (desconocido) de la Universidad Desconocida de Nueva York (McNally Jackson).

Compra su última obra: