Vis a Vis: pero ¿qué ha pasado?